¿Cosas mías o de mi cabeza?

Pos eso cosas mías y tal.

Sígueme en las Redes Sociales:
Libres: Identi.ca / Diaspora* 
Privativas: Twitter / Facebook / Google+

Mi perfil en la EQUOmunidad
Este blog forma parte de la EQUOesfera .
EQUOesfera
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @
Somos españoles, por supuesto.

Ser español es un concepto más allá de la historia. Es un concepto de ciudadanía moderna. De nación y estado. Pero la legitimidad del apelativo legal y político debe estar sustentado por la verdad y por el respeto.

Cuando un día te levantas y te cuestionas ¿estoy en España? ¿O dónde estoy? te cuestionas algo muy importante.
Y en ese devenir de la vida me he hallado. Y ahora me gustaría compartirlo con el resto de compañeros de camino, Andaluces o no.

Porque ser Andaluz es una suerte de cruces de caminos. Orgullo de ser un pueblo digno de su nombre y de su historia.
Andalucia en el 2014, es un suerte de gentes variopintas. Mezcladas con cada simiente de la historia y a la vez un pueblo castigado fuertemente por la misma historia que ahora navega libremente por la red y la wikipedia.

Esclavos de acontecimientos pasados, acontecimientos para reflexionar el ahora y sobre todo el mañana.

Andalucia nunca fue un estado, ni falta que le hace. Fue mucho más. Fue un pueblo y todo en uno. Tenemos una deuda pendiente con nuestra historia.

Vergüenza o rencor religioso. Lo que esta claro, es que la simiente de nuestra actual idiosincrasia nace en unos 900 años de asentamiento musulmán. Que nos dieron la más actual cultura disponible que había antaño. Y también el mejor modelo de convivencia en la diferencia que ha conocido esta península ibérica.

Pero no dedicamos lo suficiente para resaltarlo.

No hablo de anular la historia de los Católicos o la reconquista. Fue así, se perdió, por estas causas externas y por muchas causas internas.

Pero las edificaciones, el arte... LA LENGUA... quizás no tanto en los genes, pero si mucho en las grandes y bellas ciudades que quedaron: Granada, Córdoba, Málaga... y tantas más pequeñas o grandes: Ronda, Antequera, Loja...

No se trata de crear diferencias, se trata de buscar el respeto en la diferencia. El respeto interno y el externo. Por ello Blas Infante ejemplifica con los colores de nuestra bandera y el himno esta época histórica de esplendor, nos da un reflejo donde debemos mirar y un altavoz que debemos usar.

Pero dónde debe reinar la concordia, reinan las rencillas. Sevilla la capital impuesta, a golpe de los Católicos y de las familias nobles. Ciudad que en la democracia gano la partida a otras con igual o más nombre. Pero la verdad es que esto no tiene ninguna importancia.

Solo la tiene cuando la desigualdad y el mal reparto se imponen en la realidad. El crecimiento y el centralismo cultural hacen mella en el grupo. No es la pelea banal de Málaga contra la capital, del siglo 21. Es más allá... como el resurgir de partir Andalucia en dos se escucha de nuevo. No deja de ser irónico.

Pero es que tengo un miedo irracional a los separatismos. No, lo que ocurre es que no tiene ningún sentido. Caminar como pueblo pierde sentido cuando se imponen las reglas de convivencia. Se convive en respeto de las normas aceptadas en libertad por todas. Si estas no se respetan, el caminar juntos carece de sentido.

Por eso tenemos la obligación de luchar porque el reparto, el crecimiento y la reglas se hagan respetar. Para que caminar juntos siga teniendo el sentido que ha de tener.

Pero sustentar la separación en mentiras y tergiversaciones de la historia o de la verdad, es la cobardía del débil. Y esta indignidad es inadmisible.

Si se trata de mejorar y cambiar, luchar con valentía, es signo de fuerza. La lucha esta en los ideales, en los corazones, pero siempre en sintonia con la razón y la verdad.

Andalucia siempre, pero junto al resto de los pueblos de España, de Europa y de la humanidad.

Juntos podremos con todo. Mejorar como civilización, es nuestra verdadera batalla.

Nuestro enemigo común, el miedoso y débil egoísta ser humano, que en su huida, no mira atrás, porque no es capaz de soportar la mirada del que ha agraviado. No soportar la mirada, del miserable indefenso, porque tiene miedo de ser uno de ellos.

Pero lo qué no sabe el enemigo, es que es tan fútil su vida como la nuestra. Y que mejor nos valdría, vivir en paz, respeto y equidad.
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @
Nunca sabes cuando vas a tener que dar tu brazo a torcer o ha ceder.

El EGO, nuestro más fiel acompañante en nuestra vida, siempre nos recuerda que estamos aquí. Que existimos. Y lo más importante, que debemos dejarlo claro. ¡HOLA MUNDO. EXISTO, SOY YO!

Pero esta autoafirmación, carece de sentido cuando hay ausencia de SEGURIDAD. Si, AUSENCIA. Podemos llamar ausencia, a tener o no tener SEGURIDAD. Este concepto es muy relativo. Porque podemos carecer totalmente de ella, como tenerla y no parecernos suficiente.

Pero que es la seguridad "de que". Mi jefe, muy acertado como en muchas otras cosas(y en otras no), me dice: "Que es seguro hoy, ¿David?" y no puedo dejar de estar tan "jodidamente" de acuerdo. Es una afirmación "tan política", no le gustaría pero así es y el lo sabe, y tan matemáticamente irreprochable, que... ¡Me pone palote!

Si es así, la vida es insegura... la selva a cambiado de forma pero nunca a dejado de ser una selva. Es cierto que una selva más limpia y con menos bichos... y por supuesto donde la probabilidad de muerte random se ha bajado de forma GIGANTESCA. Pero el factor CAOS... no desaparece... no desaparecerá... y lo que más debe gustarnos, y me gusta: NUNCA DESAPARECERÁ.

Y ante esta evidencia de vida, qué postura tomar. En resumidas cuentas, dos direcciones(muchos matices). Una es la del pánico... el miedo que inunda tu sangre, tu alma... te hace escapar y te ayuda a sobrevivir. ES VALIDA. La otra opción, mantener la calma, asumir las perdidas y las ganancias. Asumir que la vida, el espacio/tiempo son inexorables y tu con ellos. Y por consiguiente, seguir haciendo, haciendo lo que hay que hacer, como tu lo harías... siendo tu, ya que no hay nadie como tu, y dar aquello que eres es algo que no es poco.

Nunca RENDIRSE. ¿Por qué NO hacerlo? Porque la esperanza es alentadora, porque por poco(o nada) siempre vale la pena luchar por aquello que necesitas, que quieres o que amas. Porque:

"Hazlo o no lo hagas. Pero no lo intentes." ;)

Y TODO LO DEMÁS DA IGUAL. Si da IGUAL. Si no puedes ser tu, si no puedes expresar lo que sientes, lo que piensas hacia los demás...  ¿Al final que eres? ¿Eres más tu o eres más lo que se espera de ti? Difícil cuestión... para mi esta claro: Que seas más TU mismo.

¡Que error tan grande! NO aceptar al otro como es. Pues es la manera más sencilla y natural de disfrutar de la vida. De aprender y de mejorar.

Tanta superficialidad, tanto egoísmo o individualidad... tanto miedo al fin y al cabo. Pretendemos vivir, morir... sintiéndonos mejor. Y en el camino rechazamos al otro por ser diferente. Pero a la vez necesitamos del otro(diferente) para poder hacer, para poder SER. No sabemos o no queremos asumir un juego de iguales... y a la mínima nos protegemos como niños porque nos sentimos agredidos, porque no queremos perder... ¿Pero el qué?

¿Ganamos más individualmente, que colectivamente? Entonces por qué formamos sociedades, grupos de trabajo, de amigos... o familias. Algo no encaja.

Para mi sigue y seguirá siendo una constante. Sin ti, no soy nada... nada de nada. No puedo ser más o menos... no soy nada.

El ser humano es un ser dependiente de otros, y sin asumir esta realidad natural, no hay camino ni a la mejora, ni a la felicidad.
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @ en ¿EQUOcosas mías o de mi cabeza?
Los días pasan. Ser un poco más viejo, y ser un poco más consciente de más cosas, me hace más libre, me hace más fuerte, me hace sentirme más seguro.

Nunca mejor que nadie. Aunque así lo pueda parecer.

Es algo natural, y que a todos en mayor o menor medida, de manera más o menos consciente nos va pasando a medida que envejecemos.

Estos días veo aumentado mi compromiso social, al haber madurado el ultimo libro que leí, regalo de mi Tato(tito) Manolo. "Algo va mal" ha hecho que vea el estado de bienestar, los impuestos y la lucha obrera desde un nuevo punto de vista. También me ha reafirmado en muchas cosas, intuiciones que tenia sobre la necesidad y oportunidad de crear un nuevo discurso político e ideológico para las necesidades históricas actuales. O abrazar nuevas formas de abordar los mismos problemas enmarcándolos en el presente y haciendo servir los conocimientos técnicos y científicos, y los actuales avances de la sociedad moderna. También me ha hecho replantearme cosas que tenia firmemente apuntaladas y darme cuenta de que estaba equivocado.

A veces pienso que soy tonto... o al menos a si lo siento al recibir las respuestas de mis conciudadanos. "Lo que haces es una tontería..." a veces no me siento valorado.... Todo lo contrario a lo que debería ser, aun siendo así, no decaigo, me alzo y sigo. Después puede que alguien te lo agradezca, pero las personas no terminan de ver que ademas de agradecimiento, los necesitamos a ellos y a más y más personas que aporten su preparación y sus ideales para ayudar a cambiar y transformar la tan detestada, por tantos, realidad actual.

Por ejemplo, atacamos al estado, pero atacando al estado nos estamos atacando a nosotros mismos. A una parte muy muy pequeña es verdad. Pero a cada una de las personas que te rodean, que conoces o no conoces. Al final estas atacando a todo el mundo y a ti mismo. Bueno no a todo el mundo, a todo el mundo que necesita de un estado para poder tener cosas que jamas podría pagar por si mismo. A personas, pocas pero las hay, que pueden. A ellos no le afecta estos ataques al estado, incluso les irán de perillas. Eso no significa que no quieran estado, pero a su manera.

Pero dónde esta la clave, aportemos alternativas, soluciones. Esta claro que si estado y democracia las alternativas son poco alentadoras y bastantes agresivas. Por otra parte, aspirar a ser ricos tampoco es la solución, porque no todos podemos ser ricos... y porque alzarse como nuevo Bill Gates tienen un precio, un momento y un lugar. Y no todos podemos aspirar a semejante alineación de planetas. Eso no significa que no podamos aspirar. ¿Pero aspirar a qué?

Podemos aspirar a miles de cosas que no implican poseer un bien material, o poseer poder o dominio sobre otros. Estos deseos naturales y lógicos, de un animal social pero territorial cómo nosotros, son dignos y respetables. Pero dejadme qué os diga una cosa. Con esta única actitud en la vida, multiplicada por cada individuo existente en la tierra, NO HUBIÉSEMOS aspirado nunca a llegar a la luna, a buscar la cura de la MALARIA... pero porque no aspirar solo a ser MÁS que nadie, es una jugada perfecta.

La intuición, de nuevo, me dice que en el fondo somos tan conscientes de nuestro paso temporal por la existencia, que buscamos trascender. Estoy convencido de que ha esto que muchos llama espiritualidad, no es más que un reflejo de la evolución del hombre de la SUPERVIVENCIA animal. Queremos supervivir, pero nosotros vamos más allá. Más allá de la propia muerte.

Quien no quiere ser recordado, como Pascal... como Da Vinci, Leonardo, Espartaco... Teresa de Calcuta, Malcom X, Gandhi... y tantos seres humanos más... algunos también alegraran ser recordados como a Cesar, Napoleón, Hitler, Stalin... quizás... pero seguro que menos, muchos menos. Oye es legitimo y no juzgare que agraden unos por encima de otros.

¿Pero donde esta la diferencia? La diferencia esta en como aplican estas personas sus actos al futuro de nuestra civilización. Como aportan o suman, extienden nuestra supervivencia en la faz de la tierra. Nos dan fuerza e impulso. Ayudan a hacer crecer al ser humano. Son recordados, pero ademas podemos aspirar a repetir sus logros. Y he aquí el quit de la cuestión.

Esta claro que es muy improbable llegar a ser Bill Gates... pero es verdad que no es menos aspirar a llegarlo a ser. Pero si te dieran a elegir, con la mano en pecho. ¿Que preferirás ser para ser recordado en la posteridad?

A grandes rasgos, yo no se si llegare a esto... o si seré más feliz si llego... incluso si llegas tu y yo no... quizás incluso así llegue a ser más feliz incluso. Pero recordando a Lincoln, el otro día vi la peli de Spielberg con mi padre. No dejaba de ver y pensar que la búsqueda del bien común, de la mejora social... de la lucha de lo común por encima de lo particular. Este es un objetivo tan potente, tan digno, que creo me veo en la obligación, es más creo que estamos en la obligación de hacerlo valer juntos... y jamas descuidar las herramientas que nos hemos dado para convivir y avanzar. La democracia, la política, la ley y el estado. El estado bien entendido por mi parte. No el estado-nación, sino el estado de los ciudadanos, de la civilización. Mano a la ciencia, el saber y el conocimiento libre y compartido.

Y con que ideología política podríamos hablar hoy en 2013 para buscar las soluciones del mañana. Con la ECOLOGÍA POLÍTICA, cual sino. La cual entronca con nuestra naturaleza y con nuestra particularidad animal, la razón y la sociabilidad. La Ecología política, enmarca las respuestas dentro de la lógica científica, desde las necesidades intrínsecas a nuestro ser y nuestro entorno de vida: La madre tierra.

Escribo todas estas palabras, mientras escucho increíbles composiciones de bandas sonoras. Piezas de música creadas alrededor de productos comerciales, siendo reproducidas por otro, Spotify... pero dónde el ARTE, puede circular y llegar a cualquier rincón del globo. Donde el trabajo de otros vecinos terráqueos, hacen vibrar mi pecho, mi alma... alzándola para ayudar a evocar todas estas palabras, ideas, sentimientos, ideales.

Y con esta pieza que escucho ahora os dejo, alzad el volumen, cerrad los ojos y pensad que estáis luchando por aquello que más amáis... y luchad hasta el final, porque mientras corra sangre por mis venas, el miedo no existirá en mi corazón.

Kick Ass - Strobe (Adagio in D Minor) a.k.a Warehouse Hit Girl fight #28 [ The Score 2010 ]

Muchos besos ECO-VERDES! :D
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @ en ¿EQUOcosas mías o de mi cabeza?
Los días pasan, el conocimiento no para de llegar. Como autenticas maquinas perfectas de aprender, el ser humano, tu y yo, no paramos de tener oportunidades en la vida de aprender.

Llevo más de dos años en la actividad política activa, desde y gracias al 15M estoy trabajando y luchando por mejorar nuestra sociedad. Si, la que compartimos todos. Puedes decidir donde y cual es tu sociedad: Tu habitación, tu casa, tu barrio... a si puedes seguir hasta el mismo planeta tierra. Esta gigante bola de roca y agua achatada por los polos. Esta casa que contiene la mayor diversidad de vida, de vida orgánica, que ahora mismo conocemos.

Pero estas palabras ¿no te conmueven?. ¿Te remueven por dentro? ¿Que te remueve a ti realmente? Pensar en lo que posees, lo que tienes. El poder que tienes, las personas que te adoran. Sentimientos dignos y validos, pero a la postre, te llenan el alma ahora, por siempre hasta tu muerte, no lo sabemos ni tu no yo.

Sed de cambio, pero con ideologías serias y trabajadas, con principios fuertes y comunes. Un ciudadano político no solo debe filosofar, debe actuar, debe trasformar. Pero esta política no es solo posesión de unos pocos. Menos de los mismos que llevan en los medios, nuestras retinas o mentes desde hacer 30 años. La política es la ciencia de la convivencia y del respeto al diferente. Sin ella difícilmente tendríamos nada de los que ahora disfrutamos. NADA. Ni lo que posees, ni lo que tienes, ni el poder ni las personas que te adoran.

Por que la política a posibilitado el entendimiento, el rehusar a la violencia animal de manera masiva para conseguir cualquier cosa que deseemos o queramos. Existe la violencia y las situaciones limite, pero créeme, solo tira 100 años atrás y veras aun más violencia en la realidad de tus antepasados que ahora mismo.

Pero por ello no debemos rehusar a la lucha. La lucha no es guerra o violencia, es la herramienta trasformadora que tenemos los políticos y todos los ciudadanos políticos para conseguir cambiar y trasformar nuestra sociedad. Sin ella no hay cambio, así de simple.

Pero donde esta la lucha, nuestra lucha, TU lucha. Nuestra lucha esta en la masa clase trabajadora. En la adormecida población en paro, que NO lucha. Que esta esperando a que todo pase, pero en ese esperar, están dejando sus derechos, aquellos derechos que hacían su trabajo, su día a día, su futuro, mejor. Pero no solo el de ellos, si no el de sus vecinos, el de sus progenitores. Pero lo que aun es peor, por lo menos para mi, por que me precio de tener un respeto a mis mayores como debe ser. Están dejando perder lo que ellos lucharon con sangre por conseguir.

Ellos, mis mayores, me han dado lo que tengo, así de simple. Sin las penurias que han pasado mis abuelos, y antes de ellos mi bisabuelos, clase humilde o media... ahora no tendría lo que tengo. Un bonito PC donde escribir, una bonita educación para descifrar este complejo mundo, esta sociedad y a mis contrincantes sociales. Voy a rehuir la palabra enemigos, porque simplemente no lo son, al menos ellos para mi. Pero sigo agradeciendo cosas a mis antepasados. El derecho a la asistencia sanitaria universal, derecho a votar o ser votado como líder social. Derechos... y deberes, por supuesto.

Por que nos molestan tanto los deberes. Si no como pensamos equilibrar la balanza, dicha balanza necesaria en la vida, en la existencia pura de la materia. Deberes como cumplir la ley, la ética social... la dignidad y la equidad. Entender que con los impuesto estamos poniendo algo nuestro para uso de todos, y de nosotros mismos, en cualquier situación posible social: pobreza, enfermedad, secuestro, agresión...

Tenemos lo que tenemos la inmensa mayoría de la sociedad, exceptuando 30 o 100 familias, la sumo un millar de personas, en España. Tenemos la inmensa mayoría lo que tenemos, porque la inmensa mayoría de nuestros antepasados lucharon juntos, o se entendieron y llegaron a acuerdos. Y entendieron, que la única manera de ganar a este contrincante era jugar juntos al juego de la vida, de la política, de la economía... y ganaron. La lucha obrera, sindical... política de los años 50, 60 y 70 posibilitaron un gran parte lo que tenemos.

Nos da vergüenza, vernos como pobres... como clase media o humilde. Es humillante ver que alguien tiene un Ferrari y hay gente que no puedo ni comer. Y no estoy en el discurso reciproco, de que malos son los ricos o que malos son los pobres... por que hay pobres que no son pobres.

Pero el gran problema es que estamos separados, por qué... cuestionatelo, por favor... ¿por qué? A quien beneficia una sociedad mayoritaria de trabajadores... seres humanos con el justo poder económico para aspirar a un coche o una casa, pidiendo dinero a una de estas 1000 personas o 100 familias. Dinero prestado con intereses.... que aquí nadie da duros por pesetas. A quien beneficia... no, a quien esta beneficiando... desde hace tiempo y ahora más.

Volviendo a mis mayores, de lo que si que tengo que estar agradecido es por la educación que podido recibir. Por que donde iba a ir un hijo de un currele hace 50 años en Andalucia que tiene menos que nadie a tener una educación superior. Pero todo esto que para muchos es obvio, no lo es. Debemos grabarnos a fuego, que esto que tanto costo conseguir, que tan fácil hemos disfrutado, es nuestro, de nuestros abuelos... y de nosotros depende que se de nuestros hijos y nietos. Y que costo un cojon y parte del otro conseguirlo.

Por que tu ahora estas de puta madre, pero no dejas de ser un ciudadano con coche pagado a plazos, casa pagadas a plazos y un trabajo por ahora... la vida nunca se sabe lo que te deparara. Y en ese momento si hemos trabajado y defendido una sociedad justa y equitativa, tu no tendrás problemas para seguir adelante de forma digna. Sin embargo, matizar que ese HEMOS, debe ser cuantos más mejor. Como en la mejor democracia, cuanta mayor participación mejor resultado democrático. Por que las cuestiones importantes deben dirimirse con la mayor fuerza y contundencia del mundo, para que quede clarito como el agua y para que dure mas que un Mercedes Clase C o un Toyota Carina E.

Por eso en esta crisis, donde los ricos son más ricos... y los pobres somo más pobres. Por eso en esta crisis donde la riqueza sigue estando mal repartida. No juguemos mal al juego, al juego de nuestro contrincante. Que es el nuestro. Juguemos con conocimiento, juguemos nuestras cartas, aprendamos juntos, cooperemos juntos... cuantos más seamos los preparados, cuanto más seamos los que nos acostumbremos, a dar ese pequeño MÁS a la sociedad. Antes y mejor lograremos trasformarla.

Los ciudadanos que estamos en ello, somos conocidos. Somos nuevos y estamos aprendiendo pero estamos limpios. Os esperamos en cada rincón de la red de redes, en cada plaza, en cada pancarta, color, marea... hay estaremos nos miraremos juntos a los ojos, y nos daremos las manos y un fuerte abrazo compañeros, porque estamos en el mismo barco. Por que tus problemas son los míos, o podrán serlos. Por que tu mal no me es ajeno, y por que el mio no te sera.

Porque juntos podremos con todo y contra todo. JUNTOS.
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @ en ¿EQUOcosas mías o de mi cabeza?
Recién mudado en Sant Andreu de la Barca. Se renuevan mis pensamientos y mis emociones.

Más Andalucia, en Cataluña. Algunos días me pregunto y dudo, de hasta donde llego la inmigración y/o emigración de todos mis paisanos en el pasado. Se que no solo fue en Cataluña, en más lugares del Estado, de Europa y del planeta Tierra.

Pero particularmente aqui en Catalunya me extraño, pero me alegro. Me reconforta escuchar y sentir que estoy arropado por mucha, mucha gente de mi tierra, de mi cultura, de mi lengua. Estoy a 1000 Km de mi casa, de mi familia, de mi patria. Pero a la vez no me ido, ni un solo día. Ayer no más lejos, en Sabadell, fuimos al Conforama, y no paraba de escuchar y escuchar mi Andaluz por todas partes... :)

Para más de un Catalán o Andaluz, incluso algún otro ciudadano del estado, todo esto es obvio, esta en los libros, en la historia, documentado... en la wikipedia.

Pero como todo en la vida, una cosa es la teoría y otra realmente necesaria, la practica. Y ir de un lado a otro, por esta gran Cataluña y como ahora en Sant Andreu en la puerta de mi bloque, cada dia escuchar al salir a los vecinos, hablar en ese Malageño, Jienense, Cordobés, Granaino, Almeriense... ANDALUZ. Reconforta, e hincha el animo, el corazón y el ALMA.

Choque de culturas... quizás. Mediterráneos, siempre. Un gran punto de unión, que veo efectivo con cada día que paso en tierra Catalanas.

Patrones... que veo se repiten. En este nuevo hogar, tenemos como vecinos a una familia marroquí, un hombre mayor, abuelo. Esta mañana me ha estado hablando de su visión de las parejas, los niños. No dista mucho de la de mi difunta abuela. Me ha hablado de la cantidad de niños que se tenían en Marruecos, dicho por el sin cabeza, sin sentido... y es que no puede parar de sonarme todo esto, nosotros hemos pasado por lo mismo. Para mas inri me comenta que tiene un buen amigo español, que su padre tenia 9 hermanos, y que le hace falta gente para el campo. No recuerda bien de donde era este señor, finalmente se acuerda: Andalucia.

Como digo no deja de ser curioso, como nos venden o vendemos la diferencias, cuando somos mucho más parecidos de lo que parece. El hombre me señala, "ahora los jóvenes estáis preparados, cada vez mas, allí también y aquí. No hagáis las cosas sin cabeza, paciencia todo llega, hasta los niños", porque el hombre porta a su nieto, hijo de su hija de 26 años ahora en paro. Y el hombre se lamenta que del error pasado, antes en su tierra, en la mía o en la de todos en algún tiempo atrás, se tenían hijos como churros. Pero es que, efectivamente, eran otros tiempos. El campo requería de mucha mano de obra, y el hambre apremia.

Por cerrar esta mini-entrada. Con esta experiencia de vida que os relato, no deja de entristecerme, tanto hechos fruto de la ignorancia de esta belleza: la pluralidad cultural. Un hecho más que evidente, y demostrado. Pero que a la postre, cuando los seres humanos sacamos nuestra visceralidad más salvaje, OBVIAMOS vilmente. Destruyendo la Convivencia, herramienta usufructo de la evolución social del homo sapiens.


David Gámiz Jiménez

Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @ en ¿EQUOcosas mías o de mi cabeza?

In-solidario. Esta palabra esta cargada de significado altamente negativo o peyorativo. ¿Se lo merece?

Porque no hablar mejor de SOLIDARIDAD, así en MAYÚSCULAS, es más bonita... Todo es más positivo así.

NO.

Repito, ¡NO!

Ahora muchos amigos, independentistas, si amigos. Para sorpresa de otros que no lo son y para los mismos que lo son, amigos. Para MI lo son.

Pero no solo va por vosotros. Va también por mis amigos TRABAJADORES. También va por mis amigos conciudadanos, paisanos... no me olvido de los “mercados”, “capitales”... “oligarquías”, “castas”, “élites”... “poderes en la sombra”... Un largo etc de también, seres humanos.

¿Cuanta gente no? David contra el mundo. Pos casi.

Estos días me ronda en la cabeza, y más en el corazón este sentimiento con mis congéneres. Es verdad que existe la solidaridad. Pero no es menos verdad que en los tiempos que corren, brilla por su casi total ausencia.

Una verdad que nadie puede contradecir. Somos unos egoístas sin fin, ponemos por encima lo nuestro sobre lo del otro. CONSTANTEMENTE. Y yo, ¡y yo también! pero ¿por qué? Acaso no seria este un mundo mejor, o una sociedad mejor, o un pueblo o barrio mejor.... O una familia mejor. Si no fuésemos ademas de egoístas(lo sano) tanto o más generosos, o solidarios. Que pudiésemos CONFIAR ABIERTAMENTE, lo digo así, CONFIAR ABIERTAMENTE en el otro ser humano que tenemos al lado. Pero NO, elegimos hoy en el 2013, DESCONFIAR primero, después y durante.

Este sentimiento de estar con el hacha siempre blandida me cansa. ME HASTÍA. Unas me dirán, ¡MADURA! otras: ¡Te entiendo!

¡¿Pero en qué quedamos?!

Creo que la magnitud del problema no nos deja ver lo bueno del todo y la solución en si misma.

Somos una sociedad humana, que no paramos de crecer, de aumentar nuestro conocimiento, nuestra esperanza de vida o capacidad de supervivencia. Pero no somos capaces de ver mas allá de nuestra propia nariz u ombligo, según panza. Y aquí este el puñetero problema.

He aquí la raíz de toda sin razón, violencia, lucha de poder, insensibilidad social, despilfarro de recursos naturales... En nuestra propia incapacidad de ser más conscientes de hay otros seres humanos... y que TU/YO solo somos una criatura más de las millones que pueblan la madre tierra. Que tenemos sentimientos, emociones, miedos, deseos... Deseos de felicidad, de dar la vida, procrear, ayudar al que lo necesita... Cuando así lo consideramos...

El criterio de ayuda, este es otro posible a resolver. ¿Ayudar implica qué? ¿Sé lo merece? ¿por qué se lo merece?... ¿Lo necesita realmente? ¿por qué lo necesita?... ¿Puedo ayudar? ¿Está al alcance de mis posibilidades?

Ganar o perder... ¿qué? DINERO... DIGNIDAD...

La empatia podría ser una gran herramienta, otrora nos ayuda en momentos de supervivencia social... Pero aun más potente es cuándo se usa para ayudar a otro.

El poder que tenemos, que aun no hemos usado. La solidaridad, la confianza social orquestada alrededor de un sistema social con unas reglas de convivencia justas y ajustadas a las creencias, valores y cultura tan diversa como rica en todo el PLANETA. Podría ser la llave a una sociedad y al camino de la felicidad en convivencia pacifica y en respeto. Respeto al ser humano y la civilización plural. Pero tan importante, respetar a la madre naturaleza y a la madre tierra. Pues somos parte y todo de la misma. Y pretender vivir mejor sin tener en cuenta a ella, es un error ilógico e inadmisible con el conocimiento científico que tenemos en la mano hoy.

Pero ahora el poder real, es otro. Realmente es el de la insolidaridad. El del yo primero, después los que YO considere, poquitos que me canso. ¡Y poco más oiga!

Así no, así no iremos muy lejos. Peor no iremos a un lugar deseable, que no imaginable.



David Gámiz Jiménez

Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @ en ¿EQUOcosas mías o de mi cabeza?
Horario: Sábado 29 de 12:30 a 13:30

Lugar: Centro Cívico Fort Pienc. Plaza Fort Pienc 4-5, Barcelona.

Dentro de los actos de la primera Asamblea General de EQUO Cataluña, me complace invitarlos al taller que daré sobre Software Libre y Derechos Digitales, el cual puede que sea de su interés.

El taller se compondrá dé:
1. Una breve explicación sobre los conceptos: Software Libre y Derechos Digitales.
2. Una breve exposición sobre su historia, evolución y semejanzas.
3. Visión de los elementos que desde EQUO consideramos importantes de cara a un aporte de mejora a la sociedad.
4. Preguntas, debate y recogida de propuestas.

La idea es que el taller sea participativo, que los asistentes puedan opinar y generar un debate constructivo. Es por ello que nos gustaría contar con su participación.

El taller se celebrará el próximo sábado 29 de Junio, a las 12:30 horas, en el Centro Cívico Fort Pienc. Plaza Fort Pienc 4-5, Barcelona.

Os adjunto además la programación completa de los talleres y laboratorios de ideas que celebraremos a lo largo de la semana. Esperamos que sean de su interés.

https://docs.google.com/file/d/0B0mSen1pNtD4NGdvdWNrNTVDWUk/edit?usp=sharing

AÑADO la presentación en .odp: http://ubuntuone.com/2HB4rpXJDd66XzDOAo30V1


Horari: Dissabte 29 de 12:30 a 13:30

Lloc: Centre Cívic Fort Pienc. Plaça Fort Pienc 4-5, Barcelona.

Benvolguts,

Dins dels actes de la primera Assemblea General d'EQUO Catalunya, em plau convidar-los al taller que donaré sobre Programari Lliure i Drets Digitals, el qual pot ser que sigui del seu interès.

El taller es compondrà de:
1. Una breu explicació sobre els conceptes: Programari Lliure i Drets Digitals.
2. Una breu exposició sobre la seva història, evolució i semblances.
3. Visió dels elements que des de EQUO considerem importants de cara a una aportació de millora a la societat.
4. Preguntes, debat i recollida de propostes.

La idea és que el taller sigui participatiu, que els assistents puguin opinar i generar un debat constructiu. És per això que ens agradaria comptar amb la seva participació.

El taller se celebrarà el proper dissabte 29 de Juny, a les 12:30 hores, al Centre Cívic Fort Pienc. Plaça Fort Pienc 4-5, Barcelona.

Us adjunto més la programació completa dels tallers i laboratoris d'idees que celebrarem al llarg de la setmana. Esperem que siguin del seu interès.

https://docs.google.com/file/d/0B0mSen1pNtD4NGdvdWNrNTVDWUk/edit?usp=sharing

Afegeixo la Presentació en .odp: http://ubuntuone.com/2HB4rpXJDd66XzDOAo30V1
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @ en ¿EQUOcosas mías o de mi cabeza?
Bien o Mal.

Ya esta David mezclando términos. A que viene ahora hablar de Bien o Mal, si titulas la entrada con referencia a números, dinero, trabajo o vida, cosas tangibles, únicas y contables. ¿Tienen acaso algo que ver? ¿Se puede controlar un experimento científico que verifique el axioma de lo que esta Bien o Mal?

Pos NO.

Pero porque empiezo así, sencillo. Porque en toda esta ida de olla del capitalismo, de la economía, de los mercados, de la avaricia, de los chuposteros, de los chorizos, de los vividores, de los ladrones, ahora llamados políticos, banqueros o lo que toque... Se deduce claramente que si nos jode ¿es porque esta? BIEN, ¡error! ¡MAL!... Bueno vale...

Mal quizás no sea preciso decir, si no INEFICIENTE, si no SUICIDIO COLECTIVO... Si no IRRESPONSABILIDAD.

Durante días y a vueltas en mi cabeza ando con los conceptos de trabajo, valor, intercambio, vida, medio ambiente, dignidad, supervivencia, esclavismo, cooperación, ricos, pobres, poderes facticos, lobbis...  Capitalistas, liberalismo, anarquistas, comunistas, socialistas, neo-liberalismo, burgueses, aburguesados, sindicalismo...

Como digo días... Pensando en como relacionar y digerir todo esto. Mirando hacia atrás en la historia encuentro múltiples movimientos sociales, atrás 300 y 400 años, encuentro movimientos que surgían a causa de un desequilibrio. Y ante este nacía una respuesta, un IDEAL. Con este una masa normalmente oprimida se revelaba y re-equilibraba la balanza.

Pero en los días que corren... dónde están los bandos... si los hay. Y si no los hubiera, ¿qué seria aquello que los uniría? Si lo hubiera...

Días, que no paro de pensar en como crecer como ciudadano, trabajador, comprometido y político. Preguntándome como desde mi actual definición de ideal y desde EQUO, como llegar a la población con un mensaje, con un ideario que no sea lo de siempre. Que no recuerde al pasado, constantemente, que no genere las trincheras de siempre, con los prejuicios de siempre.

Mi primera aproximación, abandonar el uso de los términos “izquierda” y “derecha”. Mi actual tema en segundo plano, como entender y llegar a los trabajadores la gran mayoría social, y que debemos hacer para llegar ha esta visión donde podamos dar un futuro justo y digno a nuestros hij@s, nuestr@s descendientes.

Pero dónde esta el problema, como digo y sabemos los bandos al día de hoy están difusos, hay bandos y clases por supuesto, pero no como antaño. Antes el negro y el blanco era tan puros, que el choque de ambos era de una violencia BRUTAL. Ahora siendo colores menos puros los choques existen, pero son menos VIRULENTOS. Es motivo de ALEGRÍA, por supuesto, quizás estamos más cerca que nunca de un entendimiento REAL, un RESPETO mutuo y una ESTRATEGIA común para el futuro del ser humano en la tierra.

Pero dónde esta el problema actual. Después de reflexionar y no sin esperar que es solo una teoría, incluso loca, el problema es el poco respeto o nulo que le hemos dado durante mucho tiempo, demasiado, a nuestro más preciado poder o valor: NUESTRO TRABAJO.

Por supuesto, no pretendo generalizar, pero si estamos en unas cantidades criticas de ciudadan@s que siguen dichas dañinas costumbres. Pero cómo se traduce este desgaste. Se produce en gran parte por el descontrol del sistema capitalista. Ante la idea utópica, pero en muchos casos convenida, de que liberando el transito de intercambio de valores, y ademas justificando la manipulación de dichos valores en pro del “beneficio” poco a poco lo que nunca debería a ver tomado un valor tan bajo, con el tiempo lo ha hecho.

Hay múltiples teorías sobre el trabajo y el valor. Muchas y aun ahora, las vigente de raíces muy antiguas, con más de 200 años. Dichas ideas, como en otros ámbitos creadas para resolver un problema presente en su tiempo, pero poco efectivas en los tiempos actuales. Pero encuentro a faltar en todas ellas nombrar ademas de las siempre presentes variables: trabajo y mercancía. Otras aun más determinantes para nuestra civilización: tener una sola vida por ser humano y el respeto a nuestra casa común, la Madre Tierra.

Se dice en estas teorías y incluso en las más actuales, que la “actual” riqueza y estado de evolución es gracias a la capacidad productiva del ser humano, que con el desarrollo de la técnica y de la capacidad para controlar las fuentes de energía, nos ha llevado a nuestra tan querida sociedad avanzada, moderna y actual.

Pero de nuevo olvidamos en estas grandes teorías, que vidas únicas y destrozos aun más grandes a la tierra, han sido tan necesarios como los anteriores para tener lo que tenemos.
 
Pero dónde entra el problema de la falta de valor a nuestro trabajo y el problema actual.... Bien vamos por partes:

Primero y como el problema actual lo estamos sufriendo mayoritariamente un tipo de ciudadan@s trabajadores/as, entiéndase incluso pymes y pequeñas empresas donde el jefe/fa también curra(más que un CEO de Telefónica o Zara eso seguro). Lo situaremos y centraremos en este sector social, amplio y representativo.

Segundo, ampliemos la vista más allá de nuestra región, estado o territorio. Miremos allá donde trabajadores/as producen lo que nosotros, casi mayoritariamente consumimos. Dicese: China, India, Taiwan, Corea, África... y porque no: EEUU, Canadá, Francia, Brasil, Argentina... Bien.

Tercero, si nos fijamos la dualidad trabajador/consumidor es una realidad palpable, pero dónde empieza y dónde acaba la justicia en el intercambio de bienes y dónde empieza el esclavismo encubierto.

Cuarto, que valor hemos fomentado y finalmente “impuesto” al fruto del trabajo de otros trabajadores/as para satisfacer nuestro deseo de consumo “barato”. Para así no perder nuestro propio dinero, fruto del nuestro trabajo.

Quinto, cuanto hemos explotado los recursos naturales, para poder mantener nuestros niveles de necesidad, tanto de energía como de materia prima. Para poder producir, crear y mantener productos o crear puestos de trabajo. Tanto en nuestros propios territorios como en otros más lejanos, pero al fin y al cabo en todo nuestro propio Planeta Tierra, un ecosistema global conectado.

Bien, con todo esto expuesto. Empezamos a vislumbrar como, por acción u omisión y otros quizás más conscientes. Hemos provocado la actual situación, donde parece ser que no hay posibilidad de salir. O así se nos presenta.

Antes de avanzar, me gustaría señalar por ultimo, que no debemos olvidar motores de acción que todos los Seres Humanos aun compartimos y mantenemos. Este motor es el de la supervivencia y la procreación. Estas dos necesidades mayúsculas, contra restadas antaño por el peligro y la muerte, variables cada vez más controladas por la civilización, provocando parte del desequilibrio terrestre en el ecosistema global.

Como un ente más en el planeta, entender como grupo de seres vivos, como influimos con nuestras actitudes de grupo en el resto del Sistema Tierra. Y a su vez y recíprocamente, como el resto del Sistema Tierra nos lo devuelve. En este peloteo, siento decir que los que llevamos la de perder claramente somos nosotros: El Homo Sapiens.

Y este sea quizás unos de los mayores ERRORES, hemos estado tanto tiempo centrados en nosotros, un claro ejemplo son las religiones, donde hemos trasladado todos nuestros miedos y requerimientos más allá de nosotros mismos. Pero, donde vivimos, de lo que vivimos en primera instancia y sin entrar en polémicas de “creer”, es de la Madre Tierra y del Sol. Estos dos con su energía y materia, nos han procurado los ladrillos materiales donde cimentar nuestra tan preciada sociedad moderna. El conocimiento no es más que el entendimiento pormenorizado de todos estos elementos y sus interconexiones. No voy a minusvalorar nuestro gran logro, la ciencia... pero tampoco tenemos que creer, que gracias a esto vamos a tener más “poder” que los astros o los planetas.

Dejando ya estos conceptos, volvamos y concluyamos. En esta ceguera de la civilización, en este orgullo de la “independencia” y del control sobre “todo” y todos. Hay nos vemos, sociedades humanas, grupos de personas entorno a un conjunto de reglas y sistemas de convivencia. Y por supuesto valores.

El valor, y volviendo al origen de la entrada, el valor de nuestro trabajo, es el valor de nuestra propia existencia. Hemos olvidado que como individuo único, sin el diferente no somos nada. No podemos ser. Somos animales, somos grupales. Pero sobre todo somos seres únicos, con personalidades únicas. En el transito de la única vida que tenemos, consumiremos y aportaremos. Y este equilibrio, este es autentico problema.

Porque cuando una masa critica intenta “vivir” a costa del trabajo de otro, aquí tenemos un autentico problema. Dónde están los limites, ¿están marcados? ¿Deberíamos definirlos?

Pero para entenderlo, quiero poner un ultimo ejemplo. Si cada Ser humano es capaz en UNA vida generar X trabajo, no más. Solo X. Y claro, cada individuo único, una cantidad X única, pero nunca diametralmente diferente. Se entiende que casos extremos existen, pero los menos, los que estarían en los extremos de una campana de Gauss, por decirlo de alguna manera. Pero sigamos, si un individuo genera X en una VIDA. ¿Cómo puede rebasar este limite material? Las posibles soluciones REALES son pocas. Y son sumando otras vidas/trabajo a la suya. Pero ¿cómo? De manera coordinada u obligando al otro. Y he aquí el origen y "mal" de todo el problema. La obligación puede ser sutil, mucho cuidado, porque sin transparencia en los procesos de acuerdos, ¿dónde esta el acuerdo coordinado y justo para las partes?

Porque en esta sociedad donde consumimos productos hechos por otras personas, como sabemos qué no estamos fomentando con nuestra aprobación, la compra, la infla-valoración del trabajo ajeno. De Seres Humanos, de los que no conocemos ni caras, ni nombres. Que están a miles de kilómetros. Que son de otra cultura y con otro idioma, otros rasgos. Pero ¿Dejan acaso de sentir, de merecerse una vida plena? Una vida. Donde queda pues su trabajo, el valor de su producción.

Muchas dirán, que porque nos va afectar a nosotros, fomentar que otros malvivan. La conciencia, pensaran algunos. ¡JA! No, el BENEFICIO. Los capitales, desprovistos de humanidad, el dinero desprovisto de alma... los bienes materiales creados por humanos, carentes de humanidad, nos dan esa patina de neutralidad. Solo es beneficio, es más barato. Pero señores/as, esta manchado de sangre, nos manchamos con esta sangre. Y como “cómplices” inconscientes. Solo estamos postergando, que algún día, si no ya, todo esto nos venga de vuelta. Por que el beneficio tal cual esta vigente, no tiene fin. No perse que sea “malo”, o el capitalismo lo sea. Si no porque esta desprovisto de la humanidad que lo vio nacer.

Sin dolor, sin alma humana, no esta regido por este conjunto de reglas. Es una partida donde unos jugamos de cara y vendados, y otros con todas las cartas y con la vista libre.

Y en este ciclo de hacer mal al desconocido, seguimos destruyendo a la madre tierra. Y en este ciclo de indolencia, de egoísmo de mi vida por encima de las otras, cercenamos el futuro de los niños, niñas que están creciendo, que han de nacer.



David Gámiz Jiménez

Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @
No es acaso una falacia, una infamia, un opio o una solución fácil... llamar continuamente a la mediocridad vigente de la “clase” política, de la juventud, de los trabajadores/as, de los funcionarios/as para así descansar de la misma mediocridad personal que poseemos.

La mediocridad “esto qué es lo qué es”. Esta desidia, acomodamiento, aburguesamiento, autocomplacencia, procrastinación, miedo, prejuicios, topicazos, frustraciones, odios, inhibición social, inmovilismo,  espesura mental y de acción, indefinición de vida o de ideología/as... qué es?

No se sabe. Pero qué fácil llamarla para no hacer nada. Para decir: -Es que determinante que toque + lo que sea son unos mediocres y como es así, así estamos. Y te responde otro/a de manera severa: -es verdá, es verdá."

Claro nosotros no lo somos, son siempre los otr@s.

Oh! la mediocridad!, qué pasa si un día no la hubiese, que fantastic, como dirá Serrat. Claro esta, no voy a ser tan fútil e ingenuo, pero... pensemos por un momento que NO EXISTA, que se EXTINGA... que se EVAPORE.

Imaginemos como todo se haría en su tiempo... o no se haría. Pero, no pasaría nunca nada. No habría problemas porque no importaría. Por qué debe importar. Ya que no hay nada que defina estas situaciones. Es gracioso... pero la mediocridad es necesaria.

Pero qué pasa aquí... pasa lo que siempre pasa y pasara. Que el ser humano con tal de hacer menos para obtener más, tendera a no hacer. Pero ¿por qué? El ser humano como animal, necesita del peligro... de la urgencia. El miedo nos moviliza y así hacemos. El miedo es la necesidad de sobrevivir, la necesidad de prevalecer para que la supervivencia de tu gen y de tu raza siga. Vaya visión más antropocentrica y Darwiniana. Hay va otra mas neutral.

Equilibrio energético. Si no necesito consumir energía para algo que no es necesario, guardare la energía, porque el equilibrio energético de nuestro cuerpo no desaparecerá. En el momento que tengamos que hacer uso de la energía almacenada por necesidad ineludible, desequilibraremos nuestra balanza energética interior. Entonces, nos faltara energía y por lo tanto deberemos recuperarla. Estas energías nos vienen desde varios tipos de fuentes, no solamente de la comida. La alegría de la gente que te rodea, el sol que te da en la cara, el ambiente que te rodea y que te da más o menos seguridad también son formas de energías que se suman a la tuya. Todo contribuye ha dicho equilibrio, también negativamente.

Donde queda todo esto ultimo con respecto a la mediocridad y lo más importante, a tod@s est@s conciudadan@s, gentes, familiares, amig@s... simplemente personas que se quejan de balde por la misma, para no hacer nada. Esta queja, justificada y usada por tantos, hace que se justifique en si misma y que se vea como "normal" y "correcto" seguir usándola. Este formulismo nos libera, nos libera de nuestra mediocridad, acusando a los otr@s de la misma. Cuanto más lo usamos más establecemos este equilibrio energético. Pero he aquí la verdadera razón de esta entrada. El peligro de la mediocridad justificada y “odiada” por la masa social que también así la es, es lo que genera: la nada. La parada, la destrucción progresiva del empuje, que antes era natural, ante la muerte incipiente. Ahora no hay muerte y hay mucha vida por delante. Ahora el objetivo no esta claro, como antes si lo estaba.

En esto estamos, amig@s. Buscando el objetivo común para vivir y no dejar de hacerlo.


David Gámiz Jiménez

Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
David Gámiz Jiménez por David Gámiz Jiménez @
NOTA: OJO no hablo de o conservadores, o progresistas... esta estirpe, realmente están en la nada. Una NADA muy peligrosa, para nosotros y JA! Para ell@s, otra cosa es que no sean conscientes.

Personas y personajes que pasan por la vida. Fusión de listillos o listos económicos que saben de dineros... de la sociedad y de como funciona todo o casi todo en el planeta.

Para ell@s todo se resume en ell@s mism@s y en su cartera. Pero señores/as son un@s comemierdas como tu y como yo. Qué son? Unos curreles que se levantan a las 7 o las 6 de la mañana de lunes a viernes, con suerte, o sin limite semanal. Y con todo se jactan de que los sin papeles, son personas ilegales. Que España o Europa no puede proteger y sustentar... sustentar!! a tod@s...

Que van y votan a partidos conservadores: Porque saben de dineros señor/a!! o mejor, porque el otro, que hace lo mismo... no lo hace bien, porque se contradice después ayudando a los funcionarios, a lo publico.. etc...

Pero saben qué es o qué significa lo publico... o qué es ser o qué es un funcionario. Acaso se han parado a pensar medio segundo, como y porque todo esto y porque tenemos lo que tenemos. NO, no lo han hecho. Porque lo único que saben decir es: "Esto fuera, y esto. Esto no funciona. FUERA."

Y claro los listos de los dineros, los conservadores que entienden lo arreglaran todo. Porque todos somos nobles, ricos... ahora, de antes y de toda la vida.

Que va, no somos curreles, trabajadores... si miras los arboles genealógicos venimos tod@s de alta alcurnia y nobleza... con sangre azul de verdad.

De verda, pero qué pasa aquí? Que o eres un antitodo, o te escudas en el comunismo más rancio o en el anarquismo más increíble... o eres más fascista que Hitler o más ignorante que Socrates. Que se arreglan tod@s cogiendo una etiqueta conocida y ha reproducir como un papagayo y palante. Y lo que diga el otro no es, es lo que yo diga. Porque, bla bla bla lo que dijo un notas o o quien sea hace mil... o lo que leí el otro día de un que sabe mucho. ¿Es la VERDAD por la que morirás?

Por que cojones pararte a pensar un rato por ti mismo verda? Porque cuando lo tienes todo a golpe de google o wikipedia... qué listos somos verdá?

Cuánto ignoramos y no esta ahí... ¿Cuánto? Que más da, yo tengo muchas cosas que hacer... estoy mu entretenía con lo mío... que si el curro, hijos... etc...

Pero OJO! Que no me toquen lo mio... y más OJO aun... no me toques lo mio aunque sea igual a lo tuyo... es más , lo hayamos hecho juntos... todo esto da igual... lo mio es mio y lo tuyo es tuyo.

Si un negrito se tira al agua con un bebe en la barriga... eso no es mi problema... y claro si un gobierno de polític@s y ciudadan@s "cívicos, modernos e inteligentes" decide que eso no puede ser así, y legisla para poner orden, claro eso esta bien.

Cuando nos pasaba a nosotros... bueno eso es otra historia que no me interesa mirar... que es mucho lio entender esas cosas... ¿Ademas? Si lo que importa es el ahora no? Que mas da el pasado.

Desde luego, tanto pasotismo, ignorancia, prejuicios, odios que no sabemos de donde vienen, heredados... que más da.

OYE NENE!! lo único que importa es tu mismo, tu vida y au! Y a los demás que les de por el culo... que se busquen la puta vida.

Tanta solidaridad de pacotilla... empatia inútil... CAÑA y CAÑA!! que la gente espabile... que cojones tanto tocarse la polla! Que yo me estoy dejando los cuernos aquí por cuatro mamones... por qué? Que más da, yo lo quiero todo para mi, y si me sale de los cojones compartiré o no... pero va ser que no.

En fin... si has llegado aquí me dispongo a dar soluciones. Porque toda esta gente, conciudadan@s, compañer@s de trabajo o de lo que sea, familia incluso... no acostumbran a las soluciones. Bueno sii! Soluciones si, la unisolución: YO PRIMERO, DESPUÉS YO Y SIEMPRE YO. Solución de soluciones.

Qué haces... qué hacemos con tanta criatura celestial de esta índole. Si eres como yo, desahogarte y escribir... pero respetar y entender. Porque solo así podrás cambiar tanto el alrededor de ellos, que un día dirán: "Has visto como llevaba razón las cosas se hacen así. "

Ellos van con lo que dice la voz cantante o más poderosa. Con el que gana. Cuando ganemos nosotros, estarán con nosotros. Aspirar a cambiarlos es un error... porque y más que me duele, no podemos cambiarlos... si cambian, cambiaran ellos por si mismos y como mucho arrastrados por su entorno.

Esperanzas?... siempre. Cuando y como tu quieras?, NUNCA. Pero para una vida que tienes se consecuente y persigue lo que sueñas y amas. LLEGARAS.


David Gámiz Jiménez

Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
12345 ... 7
Mensaje Nuevo
feeds Feeds