Vivir por la sed de cambio.

Publicado por David Gámiz Jiménez David Gámiz Jiménez
      Opciones
Los días pasan, el conocimiento no para de llegar. Como autenticas maquinas perfectas de aprender, el ser humano, tu y yo, no paramos de tener oportunidades en la vida de aprender.

Llevo más de dos años en la actividad política activa, desde y gracias al 15M estoy trabajando y luchando por mejorar nuestra sociedad. Si, la que compartimos todos. Puedes decidir donde y cual es tu sociedad: Tu habitación, tu casa, tu barrio... a si puedes seguir hasta el mismo planeta tierra. Esta gigante bola de roca y agua achatada por los polos. Esta casa que contiene la mayor diversidad de vida, de vida orgánica, que ahora mismo conocemos.

Pero estas palabras ¿no te conmueven?. ¿Te remueven por dentro? ¿Que te remueve a ti realmente? Pensar en lo que posees, lo que tienes. El poder que tienes, las personas que te adoran. Sentimientos dignos y validos, pero a la postre, te llenan el alma ahora, por siempre hasta tu muerte, no lo sabemos ni tu no yo.

Sed de cambio, pero con ideologías serias y trabajadas, con principios fuertes y comunes. Un ciudadano político no solo debe filosofar, debe actuar, debe trasformar. Pero esta política no es solo posesión de unos pocos. Menos de los mismos que llevan en los medios, nuestras retinas o mentes desde hacer 30 años. La política es la ciencia de la convivencia y del respeto al diferente. Sin ella difícilmente tendríamos nada de los que ahora disfrutamos. NADA. Ni lo que posees, ni lo que tienes, ni el poder ni las personas que te adoran.

Por que la política a posibilitado el entendimiento, el rehusar a la violencia animal de manera masiva para conseguir cualquier cosa que deseemos o queramos. Existe la violencia y las situaciones limite, pero créeme, solo tira 100 años atrás y veras aun más violencia en la realidad de tus antepasados que ahora mismo.

Pero por ello no debemos rehusar a la lucha. La lucha no es guerra o violencia, es la herramienta trasformadora que tenemos los políticos y todos los ciudadanos políticos para conseguir cambiar y trasformar nuestra sociedad. Sin ella no hay cambio, así de simple.

Pero donde esta la lucha, nuestra lucha, TU lucha. Nuestra lucha esta en la masa clase trabajadora. En la adormecida población en paro, que NO lucha. Que esta esperando a que todo pase, pero en ese esperar, están dejando sus derechos, aquellos derechos que hacían su trabajo, su día a día, su futuro, mejor. Pero no solo el de ellos, si no el de sus vecinos, el de sus progenitores. Pero lo que aun es peor, por lo menos para mi, por que me precio de tener un respeto a mis mayores como debe ser. Están dejando perder lo que ellos lucharon con sangre por conseguir.

Ellos, mis mayores, me han dado lo que tengo, así de simple. Sin las penurias que han pasado mis abuelos, y antes de ellos mi bisabuelos, clase humilde o media... ahora no tendría lo que tengo. Un bonito PC donde escribir, una bonita educación para descifrar este complejo mundo, esta sociedad y a mis contrincantes sociales. Voy a rehuir la palabra enemigos, porque simplemente no lo son, al menos ellos para mi. Pero sigo agradeciendo cosas a mis antepasados. El derecho a la asistencia sanitaria universal, derecho a votar o ser votado como líder social. Derechos... y deberes, por supuesto.

Por que nos molestan tanto los deberes. Si no como pensamos equilibrar la balanza, dicha balanza necesaria en la vida, en la existencia pura de la materia. Deberes como cumplir la ley, la ética social... la dignidad y la equidad. Entender que con los impuesto estamos poniendo algo nuestro para uso de todos, y de nosotros mismos, en cualquier situación posible social: pobreza, enfermedad, secuestro, agresión...

Tenemos lo que tenemos la inmensa mayoría de la sociedad, exceptuando 30 o 100 familias, la sumo un millar de personas, en España. Tenemos la inmensa mayoría lo que tenemos, porque la inmensa mayoría de nuestros antepasados lucharon juntos, o se entendieron y llegaron a acuerdos. Y entendieron, que la única manera de ganar a este contrincante era jugar juntos al juego de la vida, de la política, de la economía... y ganaron. La lucha obrera, sindical... política de los años 50, 60 y 70 posibilitaron un gran parte lo que tenemos.

Nos da vergüenza, vernos como pobres... como clase media o humilde. Es humillante ver que alguien tiene un Ferrari y hay gente que no puedo ni comer. Y no estoy en el discurso reciproco, de que malos son los ricos o que malos son los pobres... por que hay pobres que no son pobres.

Pero el gran problema es que estamos separados, por qué... cuestionatelo, por favor... ¿por qué? A quien beneficia una sociedad mayoritaria de trabajadores... seres humanos con el justo poder económico para aspirar a un coche o una casa, pidiendo dinero a una de estas 1000 personas o 100 familias. Dinero prestado con intereses.... que aquí nadie da duros por pesetas. A quien beneficia... no, a quien esta beneficiando... desde hace tiempo y ahora más.

Volviendo a mis mayores, de lo que si que tengo que estar agradecido es por la educación que podido recibir. Por que donde iba a ir un hijo de un currele hace 50 años en Andalucia que tiene menos que nadie a tener una educación superior. Pero todo esto que para muchos es obvio, no lo es. Debemos grabarnos a fuego, que esto que tanto costo conseguir, que tan fácil hemos disfrutado, es nuestro, de nuestros abuelos... y de nosotros depende que se de nuestros hijos y nietos. Y que costo un cojon y parte del otro conseguirlo.

Por que tu ahora estas de puta madre, pero no dejas de ser un ciudadano con coche pagado a plazos, casa pagadas a plazos y un trabajo por ahora... la vida nunca se sabe lo que te deparara. Y en ese momento si hemos trabajado y defendido una sociedad justa y equitativa, tu no tendrás problemas para seguir adelante de forma digna. Sin embargo, matizar que ese HEMOS, debe ser cuantos más mejor. Como en la mejor democracia, cuanta mayor participación mejor resultado democrático. Por que las cuestiones importantes deben dirimirse con la mayor fuerza y contundencia del mundo, para que quede clarito como el agua y para que dure mas que un Mercedes Clase C o un Toyota Carina E.

Por eso en esta crisis, donde los ricos son más ricos... y los pobres somo más pobres. Por eso en esta crisis donde la riqueza sigue estando mal repartida. No juguemos mal al juego, al juego de nuestro contrincante. Que es el nuestro. Juguemos con conocimiento, juguemos nuestras cartas, aprendamos juntos, cooperemos juntos... cuantos más seamos los preparados, cuanto más seamos los que nos acostumbremos, a dar ese pequeño MÁS a la sociedad. Antes y mejor lograremos trasformarla.

Los ciudadanos que estamos en ello, somos conocidos. Somos nuevos y estamos aprendiendo pero estamos limpios. Os esperamos en cada rincón de la red de redes, en cada plaza, en cada pancarta, color, marea... hay estaremos nos miraremos juntos a los ojos, y nos daremos las manos y un fuerte abrazo compañeros, porque estamos en el mismo barco. Por que tus problemas son los míos, o podrán serlos. Por que tu mal no me es ajeno, y por que el mio no te sera.

Porque juntos podremos con todo y contra todo. JUNTOS.